aceite de oliva

Uno de los mejores regalos de Italia para el mundo ha sido el aceite de oliva. Este delicioso extracto de olivo es el secreto para el increíble sabor de varias recetas, pero también puede brindarle muchos beneficios a la salud si se consume con moderación, ¡conócelos!

El aceite de oliva virgen extra es el mejor aceite de cocina

Hay muchos aceites de cocina diferentes que afirman ser los mejores. Sin embargo, cuando se consideran los principales factores que influyen en cómo reacciona un aceite a las altas temperaturas, la estabilidad oxidativa y la proporción de grasas monoinsaturadas, el aceite de oliva virgen extra es el número uno.

Mientras que el aceite de coco virgen tiene una estabilidad oxidativa similar (debido a su alto contenido de grasas saturadas), es extremadamente bajo en antioxidantes. En comparación, el aceite de oliva virgen extra es rico en antioxidantes beneficiosos como los tocoferoles y el hidroxitirosol.

Además, si usas un aceite regularmente, debes considerar los efectos conocidos para la salud de sus grasas primarias. La grasa saturada (aceite de coco) tiene cero beneficios conocidos, mientras que la grasa monoinsaturada (aceite de oliva) parece beneficiar significativamente la salud del corazón a largo plazo.

El aceite de oliva virgen extra también es más práctico para cocinar porque viene en una variedad de diferentes perfiles de sabor (al igual que el vino) y puede complementar platos dulces y salados.

El consumo de aceite de oliva puede mejorar la salud ósea

El aceite de oliva, especialmente el que es rico en polifenoles como el aceite de oliva virgen extra, puede prevenir la pérdida ósea con el envejecimiento.

Los estudios en animales y humanos proponen que el aceite de oliva puede inhibir la reabsorción ósea (la descomposición del calcio) y aumentar la formación ósea.

Los resultados de un estudio reciente en 870 participantes parecen apoyar esta teoría. Encontraron que las personas que consumían la mayor cantidad de aceite de oliva virgen extra tenían un riesgo 51% menor de fracturas óseas.

Esta es una perspectiva emocionante, sin embargo, se necesita más investigación ya que la mayoría de los estudios en humanos han sido relativamente pequeños en tamaño.

El aceite de oliva podría ayudar a reducir el riesgo de tener una enfermedad cardíaca

La enfermedad cardíaca es la causa número uno de muerte prematura en todo el mundo.

Curiosamente, las poblaciones que residen en las regiones mediterráneas tienen bajas tasas de mortalidad (muerte) por enfermedades cardíacas. Si bien esto se debe a una combinación de factores, se cree que su alto consumo de aceite de oliva virgen extra es importante.

Parece que los compuestos activos en el aceite de oliva virgen extra tienen poderosas propiedades cardioprotectoras, como ayudar a bajar la presión arterial y prevenir la aterosclerosis (endurecimiento de las arterias).

Un estudio de revisión gigante, que incluyó datos de más de 840,000 sujetos, encontró que aquellos que comían la mayor cantidad de aceite de oliva tenían un 9% menos de probabilidades de tener problemas cardíacos y un 11% menos de probabilidades de morir temprano en comparación con aquellos que comían menos aceite de oliva.