postres fritos

Hay algo en los postres fritos que los hace simplemente irresistibles, y si bien debemos cuidar mucho su consumo, consentirnos una vez al mes no le hace daño. Personalmente, preparar alguna de las siguientes delicias en casa siempre alegra a mi familia, ¡anímate a probarlos!

Masa de galletas fritas

Estas bolas de masa de galleta fritas tienen un recubrimiento de masa crujiente y dorado y un interior de masa de galleta pegajosa. Espolvorearlos en azúcar en polvo para un dulce increíble.

¡No te preocupes por que te caiga mal al estómago! La harina de la masa de galleta se hornea antes de prepararse, por lo que ya no hace daño comer la masa cruda que a todos nos gusta.

Beignets

Disfruta del desayuno a la manera de Nueva Orleans con estos bocados cálidos y crujientes. Cúbrelos con azúcar en polvo y una lluvia de miel, ¡son una delicia!

Mini donas de Nutella

Puedes hacer estos bocados con anticipación y refrigerarlos antes de freírlos. Solo asegúrate de llevar la masa a temperatura ambiente antes de freírlas. Déjalas enfriar bien antes de cubrirlas con una generosa capa de Nutella.

Churros caseros

Estas golosinas fritas de canela y azúcar son mejores cuando están frescas y calientes. Pruébalos con una taza de café o chocolate caliente. Este es el postre mexicano por excelencia y no son tan difíciles de hacer en casa.

Barras de caramelo fritas

¿Por qué esperar en la fila en la feria estatal para comprar barras de caramelo fritas cuando puedes satisfacer tus curiosas papilas gustativas en tu propia casa? Asegúrate de hacer mucho, ¡estas novedades van rápido!

Rollos de canela con Bourbon y tocino

Esta receta es la combinación perfecta de salado y dulce. El tocino empapado en bourbon agrega un sabor ahumado, sabroso y audaz a los rollos de canela. La cobertura de jengibre y pecana crea un final crujiente y picante. Puedes prepararlos también en tu freidora de aire.

Helado frito

Esta delicia originaria de Japón recubre una bola de helado congelada en rebanadas de pan y masa para hot cakes. ¡Sabe muy bien cubierto con azúcar glass o una lluvia de chocolate!

¡Anímate a preparar cualquiera de estas deliciosas recetas! Estamos seguros que a tu familia les encantará probar sabores nuevos y la textura crujiente de cada postre.

Pero recuerda bien que todo en exceso es malo, procura sólo servir estos postres fritos una, máximo dos, veces al mes.