buñuelos

Los buñuelos son una de mis delicias favoritas que mi familia hace durante las vacaciones de Navidad y Año Nuevo. ¿Qué es lo que no me gusta de la masa frita cubierta de azúcar de canela, estoy en lo cierto?

Para las fiestas, siempre tenemos una gran pila de buñuelos, tamales, empanadas y pozole, así como una olla llena de ponche navideño mexicano, atole, champurrado o chocolate caliente mexicano. ¡Hacemos todo lo posible para Navidad y Año Nuevo y es delicioso!

Sin embargo, los buñuelos son un postre tan rico que puedes prepararlo en cualquier temporada del año y disfrutarlos con tu familia, ¡descubre más de esta delicia continuación1

¿Qué son los buñuelos?

Los buñuelos son un postre elaborado con masa frita cubierta de azúcar y canela. Por lo general, se aplanan en discos y se sirven alrededor de Navidad y Año Nuevo en muchos hogares mexicanos.

La receta que te compartimos a continuación para preparar buñuelos es la general, pues hay ciertas variaciones dependiendo de cada región; pero es un buen paso para comenzar si es la primera vez que preparas buñuelos.

Ingredientes

  1. Harina para todo uso, levadura en polvo y sal
  2. Agua tibia
  3. Aceite para freír
  4. Azúcar granulada, canela molida

Preparación paso a paso

  1. Haz la masa agregando la harina para todo uso, el polvo de hornear y la sal en un tazón grande. Mezcla bien hasta que se combinen. Agrega agua tibia y 4 cucharadas de aceite. Bate con un tenedor hasta que la masa se junte.
  2. Transfiere la masa a una superficie de trabajo limpia y amasa la masa durante 8 a 10 minutos hasta que esté lisa y elástica. Enrolla la masa en una bola, colócala en un bol, cúbrela con una toalla de cocina y déjala reposar durante 30 minutos.
  1. Extiende la masa dividiéndola en 8 piezas separadas y enrollando cada pieza en una bola. En una superficie ligeramente enharinada, usa un rodillo enharinado para desplegar cada bola en un círculo de 8 a 10 pulgadas.
  2. Fríe la masa calentando el aceite de a 176° grados.  Fríe cada círculo de masa durante unos 60 segundos, girando una vez con pinzas de metal, hasta que esté dorado por ambos lados. Transfiere a un plato cubierto con papel de cocina para que se absorba el exceso de aceite.
  3. ¡Decora los buñuelos con azúcar de canela y come! No olvides acompañarlos con café, chocolate o un atole.